Archivo | Diferentes Vidas RSS feed for this section

Ain´t I A Woman? / ¿Acaso no soy una mujer?

1 Feb

Diversos feminismos han venido denunciando y teorizando sobre la necesidad de incluir en la lucha feminista la antirracista y en la lucha antirracista la feminista. Así como considerar la heterosexualidad impuesta, la clase social y otras dimensiones de la vida de las mujeres que constituyen opresiones múltiples. Ya varias habían denunciado la urgencia de unir las luchas y de tomar en cuenta le interseccionalidad, ya que el género, la pertenecía étnica, el color de piel, la situación económica, la clase social, la diversidad funcional, la identidad sexual, la edad, el situarse en la ciudad o el campo: todos son factores que no se encuentran asilados y se articulan entre sí.

Las opresiones son simultáneas y múltiples, todas estas opresiones condicionan la vida de las mujeres.

En 1989, Kimberle Crenshaw hablaba de la interseccionalidad, introduciendo este concepto tal cual y sin duda haciendo un aporte muy valioso.

Pero ya antes esta idea estaba presente. Tristemente, muchas ideas transformadoras de mujeres activistas no llegaron a nuestros días, pero por fortuna otras sí. (En otra entrada hablaremos también sobre Olympe de Gouges -1748-1793 feminista, antirracista y republicana).

Este es el caso de Sojourner Truth (su nombre original era Isabella) una mujer que fue esclava durante 40 años y que luchaba tanto por la abolición de la esclavitud como por los derechos de las mujeres en el siglo XIX con una resistencia y claridad de exposición muy potentes.

De manera anticipada y desafiante, en la Convención de los Derechos de las Mujeres 1851 en Akron, Ohio; Sojourner Truth pronunció su emblemático discurso “Ain´t I a Woman” (algunas mujeres <<blancas>> presentes la intentaron callar) en donde cuestionó brillantemente ¿qué es una mujer?, ya que los pensamientos escencialistas de la época -muchos que siguen presentes- tenían un concepto de mujer en donde las mujeres <<no blancas>> y esclavas, las otras, las subalternas, no cabían. Así, las mujeres <<no europeas>> no eran consideradas mujeres.

Imagen obtenida de: http://www.afriendlyletter.com/?p=204

En esta potente denuncia vemos la urgencia de tomar en cuenta la interseccionalidad y al concepto existente que se critica de “mujer”: de una mujer europea, de clase media y alta, heterosexual, urbana… que no toma en cuenta otras dimensiones de la vida de las mujeres que las colocan en diversas situaciones de vulnerabilidad, reduciendo así la experiencia a una sola dimensión de la vida, una dimensión sesgada.

En este discurso tan potente, Sojourner Truth, une la lucha antisexista y antirracista cuestionando de manera clara el pensamiento esencialista como se lee a continuación:

Los caballeros dicen que las mujeres necesitan ayuda para subir a las carretas y para pasar sobre los huecos en la calle y que deben tener el mejor puesto en todas partes.

Pero a mi nadie nunca me ha ayudado a subir a las carretas o a saltar charcos de lodo o me ha dado el mejor puesto! y ¿Acaso no soy una mujer? ¡Mírenme! ¡Miren mis brazos! ¡He arado y sembrado, y trabajado en los establos y ningún hombre lo hizo nunca mejor que yo! Y ¿Acaso no soy una mujer? Puedo trabajar y comer tanto como un hombre si es que consigo alimento-y puedo aguantar el latigazo también! Y ¿Acaso no soy una mujer? Parí trece hijos y vi como todos fueron vendidos como esclavos…

A continuación se puede encontrar un video con la lectura de este discurso en inglés por Alice Walker que sin duda hace vibrar al transportarnos a esa época y contexto -y aún hoy en día-:

Más adelante, La Colectiva del Río Combahhe en su “Declaración feminista <<negra>>” hace afirmaciones trascendentales sobre la necesidad de unir las luchas y la idea de intersección, sobre el eurocentrismo y racismo que encontraron en parte del movimiento feminista y en el esencialismo étnico con el cual se toparon en el movimiento antirracista, la necesidad de unir ambas luchas pero tomar en cuenta también otros factores como la identidad sexual, clase social, etc…, ya hablaremos en la siguiente entrada sobre este brillante grupo y también comentaremos de donde viene su potente nombre.

Así, las y los dejamos reflexionando sobre la importancia de unir los sistemas opresivos y auto-reflexionar en que medida hemos interiorizado no solamente uno de ellos.

Esta auto reflexión puede ser acompañada por la excelente canción de Jack Hardy (video copyright 2010 Jack Hardy) en el honor de esta entrañable mujer:

Que vivan las personas cuya resistencia se vuelve ejemplar, esperando que sea una semilla y un puente.

Libertad y amor!

LA SIEMPREVIVA

Anuncios

Collages

12 Mar

No sé dibujar. No tengo ningún tipo de habilidad artística a pesar de que mi madre (que pinta muy bien) se empeñara durante mi infancia en enseñarme, comprarme libros de dibujo para tontos, inculcarme el amor por el arte…para nada. Para que cuando ya estaba en los últimos cursos de colegio mi madre, mi tío y mi hermana hicieran los dibujos, de la poco creativa asignatura de plástica, por mi.

En octavo de EGB teníamos dibujo los viernes y los lunes. Pues bien, yo me pasaba la clase del viernes mareando la perdiz para que la profesora no se diera mucha cuenta de que era imposible distinguir si estaba dibujando un búho o un burro y que para mi hubiera sido más sencillo y menos traumático pilotar un caza que plasmar en papel una perspectiva. Así que los domingos por la tarde mi familia daba rienda suelta a su arte mientras yo mojaba patatas en mi cocacola y les miraba con envidia. El lunes llegaba a clase y entregaba mis trabajos, que normalmente eran colgados en el corcho como “el trabajo de la semana”. Creo que aun guardo en alguna carpeta un dibujo puntillista (la técnica preferida de mi hermana) de dos ánades reales, que les quedó precioso.

Aunque fuera una negada para el dibujo había otra técnica  que no se  me daba mal. Y era el collage. Era una técnica muy de parvulitos. Debía estar pensado para que la evolución fuera : colorea-collage-pintaycolorea-manualidades para el día del padre y la madre- dibujo artístico-dibujo técnico. Y yo, en la pintura de piedras con témperas para convertirlas en pisapapeles y el collage era lo único en lo que no era un desastre.

El collage siempre me ha parecido una técnica muy libre y que permite hacer mucho con muy pocos recursos (el recurso humano y el recurso material).  No hace falta decir (pero lo digo) que creo que como para cualquier otra expresión artística, para que un collage sea bueno hace falta tener cierto arte. Pero me parece una técnica muy punki y muy DIY. Puede quedar algo muy chulo sólo con inquietudes artísticas y un trozo de tela tela, fotos, botones, tipografías, ¡cualquier objeto tiene cabida en un collage!

Todo este rollo sólo es para explicar porqué me interesa especialmente el tema y porqué cuando vi la exposición Playing with Pictures: The Art of Victorian Photocollage me llamó tanto la atención.

Mis escasos conocimientos del mundo del arte llegaban sólo hasta recordar vagamente que la técnica del collages estaba muy asociada a las vanguardias, al surrealismo, también a Picasso, Man Ray, Duchamp y todos esos genios. Así que cuando vi todas esas hermosas creaciones de esas burguesas decimonónicas me dio por pensar.

Y pensé que tal vez el collage es una técnica muy femenina. No, no porque crea que es la técnica que expresa de mejor manera la sensibilidad femenina (entre otras cosas porque no creo que ésta exista). Me refiero a que a la mujer, como nos dijo Virginia, siempre le ha faltado una habitación propia.  A las mujeres les era difícil cerrar la puerta de su habitación pero también les era difícil abrir la puerta de la academia.

Precisamente durante los siglos XVIII y XIX se hace explícita la prohibición a las mujeres de entrar en las academias de arte. Las grandes academias, claro, donde se enseñaba el Arte. No hay mucho que explicar: si una institución te niega el aprendizaje de ciertas habilidades en base a la que se juzgan las obras, esa misma institución nunca va a reconocer tus logros.

Aun así, hubo mujeres talentosas que sí destacaron durante estos dos siglos oscuros para las mujeres (sí, a pesar de la luz de la razón ilustrada y las libertades de las revoluciones), consideradas al mismo nivel que los hombres artistas. Pero para semejante proeza no sólo tienes que ser buena, tienes que ser un genio. ¿Y qué pasaba con las que no llegaban a ser demasiado buenas técnicamente y no tenían acceso a las academias?

Pues que tenían que probar medios de expresión que no requieran unas habilidades técnicas tan academicistas. Como los bodegones y las flores. Como el retrato. La fotografía. O el collage. Y es lo que hicieron esas creativas damas. Lo que han hecho las mujeres durante siglos.

Hicieron hermosos collages que no sólo eran hermosos. Eran irónicos, imaginativos, novedosos y originales. Estas mujeres sacaron el máximo partido a lo que tenían a mano. ¿Suena eso a arte? A mi sí. ¿Y suena a loque han tenido que hacer (y siguen haciendo) las mujeres en muchos otros campos?…

 

Lectura: Historias de mujeres, historias del arte; de Patricia Mayayo.

Hannah Maynard

10 Mar

Hemos conocido la obra de una artista que nos parece fascinante e innovadora, su nombre es Hannah Maynard y es considerada una de las primeras fotógrafas profesionales, la fotografía que mostramos a continuación es de 1893! Habla por sí sola!

A %d blogueros les gusta esto: