¿Tarros o frascos de mermelada sin perspectiva de género?

11 Mar

Sé que el tema suena gracioso, ridículo y hasta sin sentido, pero siguiendo la lógica dominante que organiza nuestra sociedad, si las mujeres somos más débiles que los hombres y además estamos más tiempo en la cocina, ¿los tarros de mermelada, compota, pasta de tomate, etc. no deberían ser fáciles de abrir por las mujeres?. La explicación que se me ocurre es  que tal vez haciendo los tarros y frascos de esta manera, las mujeres tenemos que pedir ayuda de la fuerza de los hombres y mientras eso ocurre, les recordamos a los hombres los fuertes que son y lo débiles que somos nosotras y todos quedamos félices porque reivindicamos el papel de macho dominante todopoderoso y de hembra dominada y necesitada.

La cuestión es que en teoría esto podría ser así, sin embargo en la práctica ocurren una serie de situaciones que hacen ver el problema de los tarros y frascos de otra manera. Dentro de estas situaciones tenemos varios casos, uno de ellos ha sido, que por ejemplo yo no suelo pedir ayuda de ningún hombre para abrir algún frasco, la explicación social: Soy súper fuerte, la explicación real: Sé usar diversas estrategias: me ayudo de un trapo o tela, uso un cuchillo, rompo el frasco o simplemente no compro cosas que vengan empacadas de esta manera. Otra situación: en cierta ocasión estábamos intentando destapar una botella de vino,  éramos la mayoría mujeres y le solicitamos ayuda a un hombre, éste intento por todos los medios posibles, y como no lo logro, decidimos intentarlo entre nosotras, y aunque la mayoría de nosotras no lo pudimos abrir, una de ellas lo hizo de una vez y con gran facilidad y agilidad.  El caso es, por un lado, si estos tarros y frascos nos causan tanta dificultad a hombres y mujeres, ¿no deberían los fabricantes buscar una manera más cómoda de empacarlos?, si antes la leche venía en botella y ahora la encontramos en bolsa, en cajas y hasta en polvo, seguro que se podría hacer. Pero por otro lado y de manera más trascendental, si abrir un tarro o frasco es dificultad para algunos hombres y mujeres o facilidad para algunos hombres y mujeres, entonces ¿dónde queda la divisoria de sexos que separa a los hombres como los fuertes y a las mujeres como las débiles?.

Pues bien, para mí la cuestión de la fuerza es una cuestión de construcción social más que algo de naturaleza biológica heredada, aunque es cierto que existen unas diferencias biológicas entre hombres y mujeres, creo que no se pueden desligar muchas características atribuidas a hombres y mujeres, sin pensar en las condiciones sociales que las refuerzan. De tal manera, si naces mujer, nunca o en la mayoría de casos, te van a poner a abrir frascos o cargar objetos pesados y entonces tu cuerpo no se va a acostumbrar a hacer esta clase de esfuerzos; de igual manera, si naces hombre, siempre o la mayoría de veces vas a tener que cargar objetos pesados, abrir frascos, etc. lo cual acostumbrara a tu cuerpo y hará crecer tus músculos para hacer esta clase de esfuerzos. Ahora bien, con perspectiva de género, no me refiero a hacer los tarros y frascos más fáciles de abrir para que todas las pobres mujeres débiles e indefensas los puedan usar, sino me refiero a considerar todas las variables antes mencionadas y la interacción entre éstas, así que si se hicieran los frascos y tarros fáciles de abrir, que se hagan fáciles para toda la humanidad, hombres y mujeres que tenemos dificultades con éstos.

En fin, a favor de los tarros y frascos, diré que pueden ser útiles para ser usados como vasos o como alcancías después de haberse acabo lo que había en su interior, y trataré de creer la idea de que sirven para conservar mejor los alimentos, sin embargo, más que esto aún me pregunto el significado de abrirlos en un entorno social como en el que nos desenvolvemos.

Aún hay muchos debates metidos en tarros por abrir, espero que mi fuerza femenina me permita sacarlos.

Hasta luego

Amarga

Anuncios

2 comentarios to “¿Tarros o frascos de mermelada sin perspectiva de género?”

  1. Elena marzo 12, 2011 a 4:51 pm #

    Falta una situación muy común, cuando la mujer ha empleado toda la fuerza posible para abrir el tarro, pero falta un pelín más, y entonces llega el hombre, hace “plín”, lo abre gracias a la fuerza de la mujer y encima se lleva los aplausos.

    • Amarga abril 10, 2011 a 1:45 pm #

      Estimada Elena

      Lamento responderte tan tarde y tienes mucha razón, es muy común la situación que tu comentas. Sin embargo quisiera decir que no todos los hombres actúan igual en estos casos, hay hombres que son concientes de su dificultad y te dan el frasco porque saben que tu lo puedes hacer mejor que ellos, sé que son pocos los casos, pero es una muestra de que no siempre los hombres son lo más fuertes.

      Gracias por leerme y compartirme tu opinión.

      Amarga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: