Archivo | Estereotipos RSS feed for this section

¿Princelandia?

16 ene

Ana es una niña muy inteligente y capaz, pero su madre y padre se encuentran preocupados porque ella cree que es una princesa, todo el día viste de rosa y trae puesta una corona. Su madre y su padre no comprenden porque su hija se comporta así, su único sueño es ser bella (cumplir con la imposición de belleza occidental) y casarse con un “príncipe”.

Su madre y padre cada vez se preocupan más e indagando un poco, se dan cuenta de lo que le han estado enseñando a su hija:

  1. Para empezar; todos los juegos que tiene su hija, además de ser rosas (el supuesto color “para las niñas”), reproducen los roles de género a partir de la división genérica del trabajo.
  2. Su hija lee cuentos en donde se representan a las mujeres como objetos sexuales, con un rol pasivo, en donde ellas son cosificada y “triunfan” al ser bellas y “conseguir” como esposo un “príncipe” al que servir.
  3. Su hija ve de manera repetitiva las películas de Princesas de Disney y aspira a ser como ellas, creando de esta manera un proyecto de vida en donde su único objetivo será casarse con un “príncipe”.

En este sentido, tan solo en España, un estudio realizado entre 359 mujeres españolas con hijas de entre 4 y 7 años demuestran la gran influencia que tienen los personajes de princesas, ya que en este país las niñas prefieren jugar a ser princesas siguiendo el esquema que señala el informe de la compañía que se indica a continuación: “Mamá es la bruja, papá el rey y ella la princesa”.

¿Qué se le está enseñando a las niñas al enviar el mensaje por distintos canales de que lo mejor que les puede suceder es ser princesas?

1. Imposición de ideales de belleza (racistas y clasistas)

En las películas clásicas de Disney, se reproduce un ideal de belleza que enseña a las niñas que deben de ser altas, muy delgadas (incluso con proporciones que en la vida real no serian posibles), de mucha preferencia con la piel de un color claro (solamente hasta hace poco Disney ha incorporado otras formas de belleza de mujeres de otras nacionalidades para vender más), y una actitud “femenina” (es decir, el estereotipo femenino de dulzura, pasividad, abnegación, etc.).

Esta imposición hace invisible todas las diversas formas que tienen las mujeres de ser, estar y experimentar el mundo y envían a las niñas un mensaje que les da valor como personas exclusivamente por su belleza, así como que señala un ideal de belleza racista imposibilitando a todas las niñas hermosas que no encajan en esta imposición a ser consideradas como bellas, además de algo fundamental, se cosifica a las mujeres, se les reduce a un cuerpo para complacer a los hombres.

De la misma manera, el imponer estereotipos de belleza tiene como consecuencia que muchas niñas y adolescentes desarrollen enfermedades como la anorexia y bulimia.

2. Mensajes que envían los personajes: construcción de lo “femenino” y “masculino”: imposición de un “deber ser mujer” y un “deber ser hombre”

En el artículo titulado “Lo que nos enseño Disney” del blog Que la pases lindo, se muestran las siguientes imágenes :

Las princesas de Disney

  1. Las mujeres bonitas ni siquiera necesitan estar vivas para obtener algo de ardiente acción principesca.
  2. Como mujer, tu valor político se reduce a que te puedas casar.
  3. Si eres lo suficientemente bella, podrás escapar de las terribles condiciones en las que vives si consigues que un hombre rico se fije en ti.
  4. Las apariencias no importan, lo que importa es lo que hay en tu corazón… salvo que seas mujer.
  5. Al principio, puede parecer terrible que el ser tan bella ocasione que otras mujeres se pongan tan celosas que te quieran matar. Pero no te preocupes, una vez que tu belleza atraiga a un hombre, él te protegerá.
  6. Está bien abandonar a tu familia, cambiar tu cuerpo drásticamente y renunciar a tu mejor talento para conseguir un hombre. una vez que él vea tu hermosa cara, solamente el hechizo de una bruja podrá alejar sus ojos de ti.

Por otro lado, la siguiente imagen muestra lo que enseñan los príncipes de Disney a los hombres sobre cómo atraer a las mujeres (masculinidades hegemónicas):

Principes de Disney

  1. Las mujeres no tienen nada importante que decir.
  2. La necrofilia es una buena estrategia para una cita.
  3. Solamente miente, esto funcionará totalmente.
  4. Intenta un poco de encanto, riqueza y fama. Eso es cachondo.
  5. Los desconocidos quieren que salgas con ellos mientras duermes.
  6. Mmmmmmmm, Síndrome de Estocolmo.

3. El ideal del mito del amor romántico

Por otro lado, estas películas enseñan el mito del amor romántico como proyecto de vida a las mujeres, la idea de encontrar a un hombre (heteropatriarcal) que las salve (cuando no necesiten quién las salve, ellas mismas tienen la capacidad para ser independientes y autónomas). Esto hace crecer a las niñas creyendo que existe un amor romántico y que son seres “incompletos” cuya misión es encontrar a su otra mitad para “completarse”. En lugar de mostrar que todas las personas son seres completos que pueden encontrar otra persona para compartir la vida y crecer juntos.

En este sentido, la teoría de la complementariedad como la creencia de la existencia de mujeres y hombres “incompletos” que buscan a su “otra mitad” para “completarse” y así conseguir el éxito en la vida, tiene un impacto negativo en la vida de muchos hombres, pero sobre todo de muchas mujeres que han sido tradicionalmente relegadas al ámbito privado, doméstico y familiar. Debido al patriarcado y al sistema sexo – género, a las mujeres se les ha enseñado que el objetivo principal en sus vidas es encontrar a esa “media naranja” para “completarse”, y que de no ser así, habrán fracasado en sus proyectos de vida. Esas mujeres serán estigmatizadas y observadas de manera negativa por la sociedad, atendiendo a los estereotipos de género.

El mito de la complementariedad viene de la obra de Platón “El Banquete”, en donde Aristófanes relata el origen de los seres humanos, quienes tenían cada uno dos caras, cuatro piernas y cuatro brazos, y gozaban de una cuasi perfección. Debido a su insolencia, los Dioses se molestaron y los partieron a la mitad, condenándolos a buscar a su otra mitad para unirse y así completarse.

Por esta idea del amor romántico como único objetivo, muchas mujeres creen que deben aguantar todo por conservar a su “media naranja” y que así “debe de ser”, lo cual influye en su independencia, autonomía y acceso a una vida libre de violencia.

4. Estereotipos de género

En estas representaciones de las mujeres en los personajes de princesas, también encontramos a los estereotipos de género. Estos personajes enseñan a las mujeres que deben de ser pasivas, abnegadas, objetos de deseo, estar en el ámbito privado, obedecer, tolerar y demás! En lugar de enseñar a las niñas que son seres humanos igual que los hombres en todos los ámbitos: público, social, cultural…

Se transmite la idea de que la mujer es propiedad de los príncipes y de que es un objeto sin ideas ni pensamientos, que es reducida a su cuerpo y a los ideales de belleza, cuyo único fin en la vida es casarse para ser supuestamente protegida y servir al “príncipe azul”.

Una vez realizado este análisis, imaginen que se creara un lugar para seguir reproduciendo estas ideas a las niñas! alarmante verdad:

Princelandia: el primer spa infantil (para niñas) de Europa (?¡¿)

Hace unos días hemos recibido la penosa noticia que nos habla sobre un lugar llamado “Princelandia, party & beauty” http://www.princelandia.com/inicio.html  (claro toda la página electrónica es color rosa!), un “spa” dirigido a las niñas en donde:

“Durante dos horas las más pequeñas vivirán la experiencia única en Europa: pasarela de moda, circuito spa, y un mundo de fantasía y relax que nunca antes habían experimentado”

En donde además

“… toda la diversión se basan en pasar un momento divertido mientras a la vez se inculca una imagen positiva del bienestar y del cuidado personal”

Y en donde también buscan a “Miss Princelandia 2011”

Este lugar pretende reproducir todas las ideas que hemos señalando, enseñando a la niñas un deber ser que las denigra y limita como seres humanos!!!

Sería interesante reflexionar qué se le quiere enseñar a las niñas, que quieren las madres y padres enseñarles a sus hijas!

Porque no crear una Ciudad de mujeres transgresoras de todas culturas y épocas que han ocupado espacios y tenido roles supuestamente “masculinos”, que han ido más allá de lo privado, quebrado estereotipos, con ideas políticas que han cambiado la visión del mundo?

Y ante esto decimos, NO MÁS PRINCESAS! Si más escritoras, políticas, doctoras, abogadas, independientes, autónomas, profesoras, filósofas, científicas, activas, sujetos de derechos, con voz propia, con curvas, humanas, personas, con iguales derechos, transgresoras…

Un saludo con recuerdo de poesía náhua,

MACUILXOCHITZIN

Más sobre el piropo y el acoso sexual callejero…

20 nov

En muchas ocasiones en este blog hemos hablado del piropo como forma de acoso sexual callejero, definiéndolo como:

Se trata de una forma de acoso sexual que se da es espacios públicos. Abarca desde  comentarios como “Te cojo toda, mamita”, a manoseos, persecuciones o agresiones  físicas. Algunas personas consideran que expresiones como “Hola linda” u “Hola  hermosa” no son ofensivas. Sin embargo, otras sí. Otras pueden sentirse intimidadas,  invadidas, o simplemente muy incómodas. Hay que tener en cuenta que, casi a diario,  un gran número de mujeres toleran tanto comentarios fuera de lugar como agresiones  verbales en espacios públicos. La cifra de mujeres que son atacadas sexualmente  antes de los 18 llega a un 25%. 

Desde mi experiencia personal debo decir que se ha convertido en algo insoportable, día a día me siento privada de mi libertad de caminar por la calle sin sentir de repente la mirada inspectora de algún hombre, que tan pronto paso de largo me grita o dice cosas, se va detrás de mi, me sigue con la mirada o no me deja pasar hasta que le preste algún tipo de atención. Lo más curioso de todo es que la mayoría de estos hombres no realizan el acoso de frente, pues esperan a que ya te vayas a bajar del bus o a que pases adelante cuando vas caminando y lo dicen entre dientes con un tono pervertido que te hace sentir desnuda. Últimamente muy equivoca e inconscientemente hasta he llegado a pensar mi vestuario para evitar esto y cargo en mi bolso una piedra por si debo defenderme utilizando la violencia y he llegado a hacerme muchas preguntas: ¿Por qué he de cambiar mi forma de vestir por algo que no es mi culpa? ¿Entonces de quién es la culpa? ¿de los hombres que gritan piropos? ¿de las mujeres que se arreglan y maquillan para verse bellas? ¿la solución es que las mujeres tomemos clases de defensa personal ó que como yo carguemos piedras en nuestros bolsos? Y me di cuenta de que todos y todas formamos parte del problema: Mi mamá cuando me dijo: “Es mejor que le digan a uno cosas, a que no le digan nada” o los dichos y refranes populares como “el hombre propone y la mujer dispone” ó “Los hombres son como picaflores porque las mujeres somos hermosas flores” “A la mujer y a el papel por detras has de ver” “A la mujer bigotuda, de lejos se la saluda”, según los cuales el autoestima de la mujer debe depender de la calificación de los hombres y las mujeres somos agentes pasivos con una especie de obligatoriedad de poseer belleza. Acompañado de esto, se habla en realidad de un concepto de belleza asociado a la juventud y a una estética específica (maquillaje y ropa determinado ó la pertenencia a un grupo étnico o a una nacionalidad específica).

Ahora bien, lo aquí comentado no significa que se deban erradicar las palabras bonitas que halagan a las mujeres u hombres, sino que se deben poner límites a las formas de violencia sutiles que coartan la libertad de ocupar un espacio público sin sentirse atacado.

Hoy en día existen muchas iniciativas a nivel gubernamental e internacional que buscan garantizar espacios más seguros para las mujeres, algunas de ellas se pueden ver en el proyecto Ciudades seguras para las mujeres que busca empoderar a las mujeres como ciudadanas con derechos en ciudades como Bogotá (Colombia), Buenos Aires (Argentina), Santiago (Chile), Cusco (Perú), entre otras.  Un ejemplo de la imagen de la mujer que se tiene en las ciudades está dado por un experimento realizado por la  Red Mujer y Hábitat de América Latina que consistía en ubicar diferentes estatuas con forma de mujer o muñecas de metal en diferentes zonas de la ciudad para identificar las reacciones y el trato dado por las personas a éstas. El experimento sorprende pues muchas de estas estatuas fueron robadas, dañadas, se les escribían palabras o dibujos obscenos, dejando ver que dentro del imaginario colectivo las mujeres pueden ser acosadas y vulneradas sin restricción alguna. En el siguiente video se pueden observar apartes de este experimento:

Otro ejemplo de las estrategias estatales contra el acoso callejero se puede ver con campañas publicitarias que invierten los roles de género, generando una nueva perspectiva y sensibilización del acoso con cuestionamientos dirigidos  a los hombres tales como: ¿y si la sociedad fuera hembrista? ¿y si fueras tú el acosado? ¿y si es tu esposa, novia, hermana o madre la acosada como te sentirías?. Un ejemplo de esta campaña se puede ver en el siguiente video:

 

Aún hay mucho trabajo por hacer por ganar espacios públicos libres de acoso y plenos en seguridad y derechos para las mujeres. Lo más difícil de combatir es la validación social dada al piropo como algo obligatorio que debe hacer un hombre y recibir una mujer para cumplir con los roles de género establecidos por la organización cultural y social. Esta validación social es la que nos hace a todos y todas participes del acoso y es la que me llevó a echarme la culpa por vestir de una forma u otra, o a buscar desesperadamente la violencia como respuesta . La solución a todo esto parece estar en un cambio social apoyado por las políticas públicas y por el empoderamiento de las mujeres que le permitan enfrentarse de la mejor manera a un acosador (Evitando la violencia y mostrándose fuerte y segura). El debate está abierto y la lucha sigue en pie.

Espero que puedan compartirme sus opiniones y experiencias sobre este tema y que esta publicación permita ampliar perspectivas sobre esta situación.

Para mayor información sobre el acoso callejero se recomienda visitar el siguiente link:

¿Piropo o acoso sexual callejero?

¿Son nuestras ciudades seguras para las mujeres?

Hasta pronto

Amarga

Estrategias de control y desigualdad de género

5 jun

A menudo vivimos situaciones cotidianas que parecen tan normales que ni nos damos cuenta del poder de control que están ejerciendo sobre nosotrxs y de lo que manifiestan. En esta ocasión quiero hablarles de tres situaciones que pude ver y vivir en Roma, durante un pequeño viaje turístico, en las que pude experimentar indignación por lo que representan para la organización social de género: 1) Baños de mujeres SIN perspectiva de género, 2) Vendedores de rosa que acosan a mujeres,  y 3) ¿ Patas de mesa ó piernas de mujer?

 

En primer lugar se encuentra la situación de la que ya muchas veces hemos hablado con LaSiempreViva:  ¿por qué siempre hay que hacer una fila o cola larguisima para entrar al baño de mujeres, mientras que el baño de hombres resulta estar casi siempre desocupado? Muchas veces me pregunto si habrá alguna razón biológica para que las mujeres entremos más al baño o para que procesemos más rápido los líquidos o algo así. La verdad esto aún no lo sé, sin embargo estoy segura que si vamos a los baños públicos casi siempre encontraremos fila para entrar al baño de mujeres, lo cual deja una pregunta ¿por qué no hacer los baños con perspectiva de género? Si las mujeres usamos más baños, ¿no deberían haber más baños para mujeres?. Bueno, esta es sólo una cuestión y no sé si la estoy exagerando, pero además de estas eternas colas que nos tenemos que aguantar las mujeres, hay otras situaciones relacionadas con los baños que vivimos tanto hombres como mujeres, y es precisamente la división de los baños para hombres y para mujeres, pues en esta división tan cotidiana, hay una estrategia de control de género. Un ejemplo de esto lo viví en los baños (aseos/servicios) de un Mc Donalds de Roma, la fila de mujeres era larguísima, conté que eramos alrededor de 12 mujeres esperando y la fila crecía atravesando el restaurante, había un sólo baño tanto para hombres como para mujeres. Los hombres que iban para el baño seguían directo a “su” baño, las mujeres hacíamos fila impacientemente. Los baños se ubicaban en un pequeño cuarto que tenía dos puertas (no había ninguna señal que diferenciará los baños) y resulta que como era casi imposible entrar al baño de mujeres ni siquiera a lavarse las manos, una chica decidió entrar al baño de hombres a usar el lavamanos. En eso llegó un hombre y al ver mujeres en ambos baños, pensó que no había baño para hombres y se fue a preguntar hasta que le dijeron que ese baño si era el de hombres, se dirigió a él con desconfianza y al ver a un niño en ese baño, le preguntó que si ese baño si era el de hombres y hasta que el niño se lo confirmo no entró. Por otro lado, mientras hacíamos la fila, estuve muy tentada a entrar al baño de hombres y promover entre las mujeres que entraramos a ambos baños, sin embargo, una señora que iba detrás mio, decidió entrar al baño de hombres y al ver un hombre allí, se devolvió ante la mirada acusadora de aquel hombre que hizo que todas prefirieramos seguir esperando. ¿Qué reflejan estas situaciones? Yo creo que los baños se convierten en una estretagia de desigualdad, cuando evidentemente no todxos tenemos las mismas posibilidades de usarlos y a su vez se convierten en estrategia de control, cuando claramente los baños dividen a la sociedad en hombres y mujeres, crándose un temor o un castigo al intentar cruzar los límites.

En segundo lugar, mencionaré a los vendedores de rosas. Tuve contacto con ellos particularmente en la plaza trinita dei monte y en la plaza del pueblo (piazza dei poppolo) en Roma. Su trabajo consiste en dar rosas a las mujeres que ven y cobrarle a los hombres que estén con ellas, debo decir que entiendo que necesitan dinero y este trabajo seguramente les ha ayudado a sobrevivir, sin embargo, tuve varios enfrentamientos con algunos de ellos que no me dejaban caminar tranquila y practicamente me ponían las rosas en la cara, casi tocandome y sin dejarme caminar para ningún lado. Esto no sólo me ocurrió a mi, ví como muchas mujeres trataban de moverse evitando dar con estos vendedores, ya que con un “no, gracias” respetuoso no bastaba. Yo tuve que empezar a gritarles para que no se me acercarán. Esto además de ser una especie de privación de mi espacio, espacio que restringían sólo a las mujeres, era un promotor del ideal romántico de mujer que adora las rosas y hombre que tiene y maneja el dinero y se la regala. Yo me preguntaba: ¿por qué no le dan rosas a los hombres para que las mujeres les paguemos y se las regalemos? ¿por qué no le truncan el camino a los hombres y les ponen las rosas en la cara?. Fue una situación indignante en la que debo decir que me sentí acosada y en donde pude ver una estrategia de desigualdad y a su vez de control de los roles de género exigidos socialmente. Lo peor de todo, es que si esto se sigue dando, es precisamente por muchos hombres y mujeres que siguen permitiéndolo porque lo ven como correcto, no digo que debamos dejar de tener vendedores de rosa, sólo digo que la estrategia de venta que usan se basa en una estrategia de división de roles de género, en donde las mujeres perdemos espacio y libertad, y en donde los hombres se ven obligados a cumplir su papel de “príncipe azul” obligándolas a pagar por algo que muy seguramente no tienen deseos de hacer.

Por último, quiero hablar de un imagen que me sorprendió, iba caminando por la plaza España (piazza spagna) en Roma, cuando me encuentro con una tienda de zapatos, al parecer muy reconocida, que en su estantería usaba mesas con patas en forma de piernas de mujer. La imagen me impactó de inmediato, ¿patas de mesa ó piernas de mujer?, al parecer al diseñador o diseñadora seguro le pareció muy novedoso, sin embargo para mi fue la clara idea de la mujer como objeto, en donde se nota que su único objetivo es la venta de zapatos y las mujeres como su objetivo de mercado, más que como personas que usan zapatos. Aqui está la imagen:

 

Para finalizar, quisiera aclarar que aunque estas situaciones las vi en Roma, seguro que pasan en muchos sitios del mundo, así que mi objetivo no es juzgar a un lugar, sino denunciar las múltiples de situaciones sutiles que vivimos y vemos a diario y en donde se pueden identificar desigualdades o formas de control, es especial frente a los roles de género exigidos socialmente. Como siempre, este es un espacio de debate para todos y todas. ¡Hasta pronto!

 

Amarga

 

 

 

Estereotipos de género: Ejemplo de Susan Basow

2 jun

Un niño y su padre sufren un grave accidente de coche. El padre muere en el acto y el niño queda gravemente herido. Rápidamente, una ambulancia traslada al muchacho al hospital más próximo para que le operen. Al llegar a urgencias la persona responsable de cirugía le está esperando, se acerca y exclama al verlo: “Yo no puedo operar a este niño, es mi hijo!” ¿Por qué no le puede operar?

Ana García-Mina Freire, como parte de su tesis doctoral titulada “Análisis de los estereotipos de rol de género. Validación transcultural del inventario del rol sexual”, expuso este caso a un grupo de 42 alumnxs de 2° de Psicología.

¿Los resultados? Tras un momento de perplejidad y estupefacción, como ella nos relata, lxs alumnxs apuntaron individualmente en una hoja su respuesta:

Un 65% de los participantes ofrecieron como explicación respuestas tan diversas como: “Los padres eran una pareja de homosexuales”, “La madre había dicho a dos varones que eran el padre de la criatura”, “El niño era adoptado y por tanto tiene dos padres: el natural y el adoptivo”, “El niño es bastardo”, El médico se equivoca porque el niño es muy parecido a su hijo”, “El médico dice eso porque no quiere operarle por miedo a que salga mal”…

Sólo un 35% señalaron que el médico no podía operarle porque era su madre.

Esto demuestra que a pesar de los grandes avances logrados con muchas luchas, los estereotipos de género siguen muy presentes, los cuales nos revelan la división sexual del trabajo.

Y ustedes, que hubieran respondido?

Libertad y amor!

LA SIEMPREVIVA

Sexismo publicitario

2 jun

Recientemente, se nos ha informado de cierta publicidad que está siendo transmitida en Francia en la televisión, la cual nos ha dejado sin palabras!

Esta publicidad muestra a las hembras como objetos sexuales disponibles y listas para complacer en todo momento a los poderosos machos, quienes esperan ser complacidos y a quienes hasta se les sirve la bebida, para atenderlos “como se debe”.

La hembra es presentada como carne lista para ser devorada por el “instintivo” macho que no puede contener su deseo sexual heteronormativo basado en una sexualidad coitocentral que busca complacer exclusivamente el deseo de los machos sin tomar en cuenta el de las hembras.

Se muestra un paraíso en donde las hembras son esclavas sexuales disponibles en todo momento para los machos, bailando en un tubo e intentando divertir a los observadores machos con diminutas prendas y bailes!

¿Cuál es uno de los mensajes que se quiere transmitir?: las mujeres son objetos, propiedad de los varones, cuyos cuerpos son controlados por ellos, quienes pueden disponerlos cuando lo deseen!!!

Basta ya de la publicidad sexista!!!

Libertad y amor!

LA SIEMPREVIVA

Recomendación: Las mujeres de verdad tienen curvas (2002)

1 jun

Esta vez, nos gustaría recomendar una película que nos ha hecho reflexionar mucho acerca de la imposición de un “deber ser mujer”, los estereotipos de género, los modelos imperantes de belleza y de lo complejo de las identidades, en continua construcción.

También, nos encanta el recomendar una película en donde la protagonista es una mujer fuerte, segura y con muchas ganas de realizarse personal y profesionalmente, a pesar de las grandes presiones de su madre que quiere que su hija la supla en sus labores de cuidado.

Las mujeres de verdad tienen curvas (2002) es una película de Estados Unidos de América dirigida por Patricia Cardoso cuyo guión fue escrito conjuntamente por Josefina López y George La Voo, basándose en la obra de teatro original de Josefina López.

Patricia Cardoso, de nacionalidad colombiana, es Licenciada en Arqueología y Antropología, tiene estudios en la Escuela de Cine de UCLA y Las mujeres de verdad tienen curvas, es su primera película.

Josefina López es poeta, cineasta y actriz, nació en México y radica en Estados Unidos de América desde los cinco años; fue su experiencia como migrante indocumentada que trabajó en un taller de costura en este país, la que la llevó a obtener la información para escribir la obra de teatro en la que se basa la película.

George La Voo, productor y guionista, estudió realización en la Universidad de Nueva York y compró los derechos de la obra de teatro.

El personaje principal de la película, Ana, una joven nacida en Estados Unidos de América y de descendencia mexicana –chicana- es representado por la actriz América Ferrera; y el papel de su madre Carmen, es representado por la actriz Lupe Ontiveros. Por su parte, la actriz América Ferrera es estadounidense de descendencia hondureña y la actriz Lupe Ontiveros nació en Texas y durante quince años luchó por la defensa de los derechos las mujeres.

En esta película, Patricia Cardoso realiza un instrumento de búsqueda de identidad como mujer latina en Estados Unidos a través de los ojos de una familia y una mujer que pertenecen a dos mundos: su identidad es fronteriza.

Este filme refleja el complejo proceso de construcción identitaria que vive su protagonista como mujer, chicana, con una situación económica no privilegiada y como una joven que no cumple con los estereotipos de belleza impuestos.

Con esta información previa, sin querer contarles mucho más, les dejamos el trailer de la película -sólo lo encontramos en inglés- y nos encantaría leer sus comentarios y reflexiones en torno a ella:

También la música de la película es muy buena!

Que la disfruten!

Libertad y amor!

LA SIEMPREVIVA

La mujer invisible

6 abr


A simple vista, la primera imagen que se nos viene a la cabeza es la de una super heroína. Sin embargo me pregunto: ¿De qué sirve ser invisible?, bueno pues parece ser que el ser invisible hace que puedas ver a los demás hacer cosas que no harían si te vieran y además tienes la posibilidad de pasar desapercibida si haces algo malo, aunque también si haces algo bueno…

A lo largo de la historia hemos visto como la mayoría de mujeres hemos sido invisibilizadas, pero esto no ha significado que por el hecho de ser invisibles no hicieramos cosas importantes por la sociedad. Un ejemplo importante es el de Apolonia Salavarrieta, más conocida como “La Pola”, una mujer colombiana que contribuyó a la independencia y dentro de sus grandes actuaciones estuvo la de oír las conversaciones en las casas de los nobles donde trabajaba como costurera y llevarsela a grandes líderes como Antonio Nariño (tradujo los Derechos “del Hombre” del francés al español y además fue fiel a su convicción de una independencia real de Colombia que dejara de guiarse por el dominio español). El caso es que esta mujer por el hecho de ser mujer se le calificaba de ignorante, pues se creía que no iba a poder entender las conversaciones políticas, o se pasaba de ella como si no estuviera y se asumía que no estaba ahí. De esta forma, esta mujer invisible llevó información que de otra forma los hombres revolucionarios no hubieran podido conocer y contribuyo a la causa independentista.

Tomando esto en cuenta, esto que aqui les cuento no sólo es para hacerle un homenaje a La Pola como mujer invisible pero precursora de revoluciones, sino también relatar una pequeña experiencia en donde fui una mujer invisible, algo impensable para el momento histórico en el que nos desenvolvemos, pero tristemente real y lo peor inscosnciente para la mayoría de personas y  cotidiano: Resulta que mi novio y yo decidimos conocer Italia, y fuimos a quedarnos a la casa de un amigo italiano, mi novio ya lo conocía pero yo no. Yo lo salude muy atentamente, él nos presentó a un amigo suyo, también italiano, y nos llevó por la ciudad a conocer los monumentos. Mientras estabamos en eso empecé a notar que yo no existía para aquel chico, sólo se dirigía a mi novio y a su amigo y si estabamos caminando y yo estaba en la mitad entre mi novio y él, empezaba a cerrarse hasta que yo quedaba atrás sin poder incluirme. En ese momento no lo podía creer, así que decidí empezar a hablar más, algo que me cuesta pues soy tímida, e intente hacerme notar con lo que hablaba, hasta que por fin logré hacerme visible y él empezó a tomarme en cuenta. Lo peor de esta situación es que me volvió a ocurrir tiempo después, cuando él decidió venir a España con un amigo español y nosotros los hospedamos; esta vez él me incluía y tomaba en cuenta, pero su amigo español me invisibilizaba: le hablaba a los demás y me excluía de la conversación, no escuchaba lo que yo decía, me cerraba físicamente ocupando espacios en los que yo estaba, etc. Y a partir de ahí empecé a preguntarme ¿cómo es posible que esto siga pasando?  ¿debemos las mujeres constantemente estarnos haciendo notar para tener un espacio propio y un respeto de los demás? ¿por qué pasa todo esto?

La verdad, para mi la invisibilidad no es un poder deseable y menos si te vulnera como ser humano. A su vez debo decir que esta situación no me ha pasado con todos los hombres, y por tanto no lo asocio tanto al que los hombres en general nos excluyan como al hecho de que hay una masculinidad hegemónica que invisibilisa no sólo a las mujeres, sino  también a los niños y niñas y a los otros hombres que no la siguen.  La situación de la invisibilidad es lgo a tomar en cuenta y sobre todo a concientizar, puesto que muchas veces podemos ser invisibles sin darnos cuenta y si nos quedamos cómodos en esta posición, no vamos a poder alcanzar la meta de la igualdad y la justicia para todos y todas.

Dejo abierto el tema para la discusión y la reflexión y finalizo con estas preguntar para estimular el pensamiento en torno al tema: ¿Alguna vez has sido realmetne invicible? ¿Cómo te sentiste? ¿Contribuye esta insivibilidad en algo a la igualdad efectiva entre hombres y mujeres? ¿Es deseable el ser invisible para alguien? ¿Por qué?

 

Amarga

 

¿Qué es? ¿Niño o niña?

23 mar

Esta famosa frase me ha tenido dando vueltas en la cabeza últimamente. Resulta que una amiga mía está embarazada y desde que las personas se enteraron no hacen más que preguntarle ¿qué es? ¿niño o niña?, ella dice que no sabe y que desde que nazca sano no le importa, pero debo confesar que para mi esto es lo más agotador del mundo, ¿por qué debe importar si es niño o niña?. yo lo que veo de fondo es la idea de que si nace niño va a ser fuerte, decidido, grande, inquieto, le van a gustar los carros, el fútbol y los juegos violentos, etc. y si nace niña va a ser delicada, dulce, tierna, tranquila, le van a gustar las muñecas, los juegos de té y demás. Así que detrás de esta pregunta no hay más que una creencia profunda de que el nacer con un sexo u otro va a determinar tu forma de ser.

Acompañado de esto, se tiene el supuesto de que a los niños les corresponde el color azul, y a las niñas el color rosado. Así en varios experimentos se ha probado que cuando se vestía a un bebé hombre de color rosado, las personas al desconocer su sexo, por el color de su ropa pensaban que era niña y lo trataban diferente, de una manera más delicada, que cuando lo vestían de azul y pensaban que era niño y lo trataban de una manera más brusca. Además, cuando les hablaban también habían diferencias, de azul le decían que que grande era y que seguro iba a ser boxeador, y si estaba de rosado le decían que que linda y delicada y que seguro iba a ser bailarina.

Otros experimentos han mostrado que también según el nombre del bebé, al pensar que era niño o niña, se interpretaban de forma diferente sus emociones. Así, si el nombre era de niño y éste lloraba, se pensaba que estaba molesto o de mal genio; mientras que si el nombre era de niña y lloraba, se pensaba que estaba triste.

Desde mi opinión, esto no hace más que reflejar que el nacer niño o niña, poco tiene que ver con algo biológico que nos hace tener determinadas características, sino con algo social y cultural que construye nuestras identidades y roles. Sin embargo, hay docenas de investigaciones que buscan explicar el que las preferencias del color rosado por las niñas y de azul por los niños tiene origenes innatos y que se sustentan en la evolución de la humanidad, haciendo afirmaciones como:  “Antiguas culturas pensaban que los bebes varones eran más predispuestos a ser víctimas de ataques de demonios y espírutos malignos. Por ello, los vestían con ropas azules ya que este color representa al cielo y al mar (que transmiten un poder positivo y erradica malas energias). La explicación del color rosado para las mujeres es más simple. Este color representa la dulzura, la delicadeza y la ternura, que son características de las flores, y que también son asociadas a los aspectos femeninos. El rosa también se relaciona a la salud y la vida (que solo las mujeres pueden dar). Así pues, cuando vuelvas a ver a un bebe vistiendo de azul o a una niña de rosa, sabrás que no se trata de machismo o feminismo. Simplemente de una tradición antigua que aún esta presente hasta nuestros dias” .

Esta afirmación además de contradictoria es simplista, pues por un lado demuestra que en el orígen de la asignación de colores, los hombres eran preferidos, los cual significa una desigualdad histórica, en contraposición con lo que afirma de que esto no es cuestión de machismo o feminismo. Además, considera que por ser tradición es válido, y no cuestiona ni el por qué de esta tradición ni sus consecuencias.

Otras  afirmaciones de otro artículo son: To show the pink/blue color preference exists across cultures and is therefore not a cultural construct, the researchers gave the same test to Chinese subjects. The results were similar among the Chinese women and the British women: Both preferred the shades found on the red side of the spectrum. ( Para demostrar que la preferencia rosa/azul existe a través de las culturas y no es una construcción cultural, los investigadores dieron el mismo test a sujetos chinos. los resultados fueron similares en las mujeres chinas y en las mujeres inglesas: ambos grupos prefirieron las sombras encontradas cercanas al espectro del color rojo).

Este es un intento por obviar lo cultural y “naturalizar” las preferencias de colores. Esto puede traer consecuencias graves, pues el pensar que algo es así y no puede cambiar, y más cuando se trata de diferencias de sexos, puede generar además de desigualdades, límites en nuestras formas de ser que pueden generar sentimientos encontrados en las personas que consideran que no encajan en la normativa de lo que debe ser un hombre o una mujer.

Además de esto, por internet se encuentra muchas páginas con remedios caseros o fórmulas para saber si el o la bebé va a nacer niño o niña o para decidir el sexo del bebé: ¿Niño o niña? Ahora puedes decidir. Calculadora Sexo del Bebe, elige niño o niña Predecir el sexo del bebé ¿será niño o niña?

Yo creo que un bebé es un ser humano y que puede tener muchísimas características: una niña puede ser fuerte, puede ser algo inexpresiva y hsta brusca; y un niño puede ser delicado, puede odiar el fútbol y ademas no querer usar azul. Creo que debate continúa y lo que resulta preocupante es que detrás de esta inocente pregunta se pueden esconder además de diferencias, desigualdades que hagan pensar que por ser mujer se deben aguantar ciertas cosas y por ser hombre se tiene el derecho de dominar, considero que es una cuestión que se debe seguir analizando, pues detrás de la pregunta, se encuentra la estructura social y los aspectos que determinan, posibilitan o limitan nuestras formas de ser y actuar en el mundo. Para finalizar, creo que la verdadera pregunta es ¿de qué sirve saber si el bebé va a nacer niño o niña?, dejo que cada uno reflexione, pero por mi parte no tiene que haber preferencia por un niño o una niña, pues todos podemos tener características femeninas o masculinas y además por ser de uno u otro sexo no hay porque tener límites en nuestras personalidades.

Para terminar dejo dos videos: El primero es el de un comercial de visa que plantea precisamente el tema del fútbol asociado al ser niño, pero que deja ver que se puede ser niña y compatible con este deporte. Y el segundo es una canción del cantante Cuco Valoy títulada “Nacío Varón” que deja ver la alegría del que haya nacido de este sexo: “Nació Varón, señores nació varón Hoy yo puedo disfrutar del fruto de nuestro amor. Nació Varón, señores nació varón Nació Varón, señores nació varón Es muy grande y muy hermoso, el señor me lo bendiga Nació Varón, señores nació varón”

Amarga

¿Un sueño imposible?

13 mar

En este vídeo se ejemplifica de manera muy clara la situación de muchas mujeres de nuestra sociedad.  Dicen que la causa de muerte más habitual en mujeres son las enfermedades cardiovasculares. Lo que no entiendo es cómo sobrevivimos tanto tiempo….

Collages

12 mar

No sé dibujar. No tengo ningún tipo de habilidad artística a pesar de que mi madre (que pinta muy bien) se empeñara durante mi infancia en enseñarme, comprarme libros de dibujo para tontos, inculcarme el amor por el arte…para nada. Para que cuando ya estaba en los últimos cursos de colegio mi madre, mi tío y mi hermana hicieran los dibujos, de la poco creativa asignatura de plástica, por mi.

En octavo de EGB teníamos dibujo los viernes y los lunes. Pues bien, yo me pasaba la clase del viernes mareando la perdiz para que la profesora no se diera mucha cuenta de que era imposible distinguir si estaba dibujando un búho o un burro y que para mi hubiera sido más sencillo y menos traumático pilotar un caza que plasmar en papel una perspectiva. Así que los domingos por la tarde mi familia daba rienda suelta a su arte mientras yo mojaba patatas en mi cocacola y les miraba con envidia. El lunes llegaba a clase y entregaba mis trabajos, que normalmente eran colgados en el corcho como “el trabajo de la semana”. Creo que aun guardo en alguna carpeta un dibujo puntillista (la técnica preferida de mi hermana) de dos ánades reales, que les quedó precioso.

Aunque fuera una negada para el dibujo había otra técnica  que no se  me daba mal. Y era el collage. Era una técnica muy de parvulitos. Debía estar pensado para que la evolución fuera : colorea-collage-pintaycolorea-manualidades para el día del padre y la madre- dibujo artístico-dibujo técnico. Y yo, en la pintura de piedras con témperas para convertirlas en pisapapeles y el collage era lo único en lo que no era un desastre.

El collage siempre me ha parecido una técnica muy libre y que permite hacer mucho con muy pocos recursos (el recurso humano y el recurso material).  No hace falta decir (pero lo digo) que creo que como para cualquier otra expresión artística, para que un collage sea bueno hace falta tener cierto arte. Pero me parece una técnica muy punki y muy DIY. Puede quedar algo muy chulo sólo con inquietudes artísticas y un trozo de tela tela, fotos, botones, tipografías, ¡cualquier objeto tiene cabida en un collage!

Todo este rollo sólo es para explicar porqué me interesa especialmente el tema y porqué cuando vi la exposición Playing with Pictures: The Art of Victorian Photocollage me llamó tanto la atención.

Mis escasos conocimientos del mundo del arte llegaban sólo hasta recordar vagamente que la técnica del collages estaba muy asociada a las vanguardias, al surrealismo, también a Picasso, Man Ray, Duchamp y todos esos genios. Así que cuando vi todas esas hermosas creaciones de esas burguesas decimonónicas me dio por pensar.

Y pensé que tal vez el collage es una técnica muy femenina. No, no porque crea que es la técnica que expresa de mejor manera la sensibilidad femenina (entre otras cosas porque no creo que ésta exista). Me refiero a que a la mujer, como nos dijo Virginia, siempre le ha faltado una habitación propia.  A las mujeres les era difícil cerrar la puerta de su habitación pero también les era difícil abrir la puerta de la academia.

Precisamente durante los siglos XVIII y XIX se hace explícita la prohibición a las mujeres de entrar en las academias de arte. Las grandes academias, claro, donde se enseñaba el Arte. No hay mucho que explicar: si una institución te niega el aprendizaje de ciertas habilidades en base a la que se juzgan las obras, esa misma institución nunca va a reconocer tus logros.

Aun así, hubo mujeres talentosas que sí destacaron durante estos dos siglos oscuros para las mujeres (sí, a pesar de la luz de la razón ilustrada y las libertades de las revoluciones), consideradas al mismo nivel que los hombres artistas. Pero para semejante proeza no sólo tienes que ser buena, tienes que ser un genio. ¿Y qué pasaba con las que no llegaban a ser demasiado buenas técnicamente y no tenían acceso a las academias?

Pues que tenían que probar medios de expresión que no requieran unas habilidades técnicas tan academicistas. Como los bodegones y las flores. Como el retrato. La fotografía. O el collage. Y es lo que hicieron esas creativas damas. Lo que han hecho las mujeres durante siglos.

Hicieron hermosos collages que no sólo eran hermosos. Eran irónicos, imaginativos, novedosos y originales. Estas mujeres sacaron el máximo partido a lo que tenían a mano. ¿Suena eso a arte? A mi sí. ¿Y suena a loque han tenido que hacer (y siguen haciendo) las mujeres en muchos otros campos?…

 

Lectura: Historias de mujeres, historias del arte; de Patricia Mayayo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: